Perfil de inmunológico de aborto tipo I

Estudios moleculares

Anticuerpos antinucleares (ANA).

La detección de ANA es útil en el estudio de la mujer con abortos recurrentes, pues permite detectar enfermedades autoinmunes que podría estar presentes en forma subclínica y ser la causa de la pérdida fetal, ejemplos de estas enfermedades son el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoide, la tiroiditis autoinmune, la hepatitis crónica activa y la glomerulonefritis idiopática.

Anticuerpos anticardiolipina (isotipo IgM). 

Aproximadamente una tercera parte de a pacientes con pérdida fetal recurrente la deben a títulos elevados (más de cinco desviaciones estándar) de anticuerpos anticardiolipina, particularmente de los hizo tipos IG M. Su detección permite asignar el diagnóstico de síndrome de antifosfolípido (primario o secundario) y en consecuencia del tratamiento que eventualmente permita el desarrollo de un embarazo a término.

Anticuerpos antifosfolípidos (isotipo IgM).

Células LE.

En algunas ocasiones la presencia de estos autoanticuerpos requiere completamente con el estudio de los anticuerpos antibeta2 glicoproteína I, cuya descripción se hace en el perfil inmunológico tipo II.

El estudio se realiza por la técnica de inmunofluorescencia indirecta en suero que no requiere congelación, por lo que puede ser transportado a temperatura ambiente en un lapso de 48 hora Hasta su análisis. 

Los resultados son entregados por escrito en 7 días hábiles